¿Qué hacer cuando pierdes la motivación como diseñador?

branding-sevilla

Suele ocurrir que te despiertes un día sin ganas de hacer tu trabajo. Puede ser tan fastidioso levantarse, encender la computadora, ingresar a los programas con los que trabajas  y hacer lo que se supone debes hacer. Te sientes cansado y aburrido, has perdido de vista la razón por la cual elegiste una carrera de diseño, y te preguntas si debes simplemente dejarlo todo y optar por otra profesión.

Puede ser muy desmoralizador perder la motivación durante el proceso de un proyecto de diseño web, pero, ¿qué hacer si definitivamente tienes que terminar un trabajo a pesar de cómo te sientas al respecto en ese momento?

diseñador-pierde-motivación-2

En esta ocasión vamos a compartir algunos consejos que puedes utilizar en esos momentos de fatiga profesional, en donde simplemente no quieres pensar sobre cómo completar ese gran e importante proyecto que debes cumplir.

Montaña rusa de emociones

Las emociones no son permanentes. Algunas veces uno puede estar extremadamente feliz, y en otras se está lo suficientemente deprimido como para llorar. Esto es normal, significa que eres humano y no un robot. La mayoría de las personas se dan cuenta que su estado de ánimo actual no durará para siempre.

Sin embargo, la mayoría de nosotros al parecer olvidamos el hecho de que cuando hay un sin fin de trabajo por hacer, este no se hará por sí solo. Sin importar si el trabajo es para un cliente o un jefe, o simplemente para nosotros mismos. Lo cierto es que cuando hay un pago de por medio  podemos encontrar una forma de hacer nuestro trabajo, pero algunas veces eso, incluso, no es suficiente motivación para seguir adelante.

Postergar las cosas es un problema que nos afecta a todos, pero para algunas personas puede ser más devastador de lo normal. Créelo o no, las personas pierden sus trabajos, casas, y familias debido a que no pueden liberarse del hábito de aplazar las cosas. Esto ocurre a menudo cuando el hemisferio emocional de nuestro cerebro, aquel que le encanta descansar frente a la televisión y comer helado, controla el hemisferio racional de nuestro cerebro.

El hemisferio racional no tiene más control, y el emocional es el que ahora nos dice que no hay nada más importante que ponernos al día con nuestra serie favorita o terminar ese nuevo videojuego que acabamos de comprar.

social-media-empresa

Esto puede sonar familiar, sin embargo, existe una solución. Primero, debes darte cuenta que postergar las cosas para después, a pesar de ser una actitud irritante y en su mayoría una  pérdida de tiempo, es una acción perfectamente normal.

No te sientas diferente por el hecho de haberlo hecho antes o hacerlo ahora. No hay una cura para esto, y para ser honestos, como persona creativa, probablemente no quieras saber la cura si existiese, ¿cierto? Esto es porque aplazar las cosas para después es la mayor fuente de distracción y esta es lo que nos permite, en primer lugar, ser creativos.

Pensemos en ello, si tu vida fuera meramente una serie de tareas que conforman una lista de cosas por hacer, las cuales hiciste de forma perfecta todo el tiempo, entonces ¿en qué momento podrías ser creativo? y ¿qué haces por lo general cuando estás en tu momento más creativo? ¿Las cosas se hacen de forma productiva, como un buen autómata? o ¿estás perdiendo el tiempo, mirando al espacio, haciendo garabatos, pensando sobre cosas sin sentido abstractas que no tienen nada que ver con la tarea asignada? Si piensas igual que nosotros, es probable que te inclines más a lo segundo. 

El problema surge cuando el hábito de aplazar las cosas dura más de lo  requerido para que sea útil. Si te encuentras en una situación en la cual evitas el trabajo sin ninguna razón que simplemente el hecho de no estar motivado, existen algunas cosas que puedes hacer para volver al ruedo y completar el trabajo que necesita terminarse.

publicidad-comunicación-sevilla

En primer lugar, es importante entender la naturaleza de la emoción humana. Es sencillo: no hay forma de que puedas mantener el mismo nivel de entusiasmo en todo el proceso de duración de un proyecto de diseño web. Tu cerebro eventualmente se quedará sin energía, y te encontrarás exhausto y desmotivado.

Esto es normal. Y al igual que el hábito de aplazar las cosas, no hay nada que puedas hacer al respecto. Lo que puedes hacer, sin embargo, es algo que muchos se rehúsan a hacer: aceptar que esto es normal y que no pueden hacer nada al respecto.

Una vez que aceptas que algo es inevitable, estarás mucho mejor preparado para afrontarlo cuando ocurra.

diseño-publicidad-sevilla

Con el objetivo de continuar trabajando en un proyecto, una vez que pasas por la etapa de entusiasmo inicial, necesitas prepararte con antelación para afrontar las emociones fluctuantes.

Es importante reconocer que no siempre vas a tener el mismo nivel de emoción, y que eso no tiene nada de malo. De esta manera, cuando pierdas la motivación durante el camino, tendrás un sistema para afrontarlo y no estarás completamente perdido o frustrado.

Muchas personas dicen cosas como “lo que importa no es el destino, sino el viaje”. Antes de nada, toma un momento y piensa realmente sobre lo que están diciendo. Si estás muy enfocado en tu objetivo, ni siquiera notarás cuando tu entusiasmo desaparezca y no será necesario que recurras a él para obtener motivación.

Establecer expectativas realistas

Muchas veces, perdemos la motivación de trabajar en un proyecto porque simplemente no vemos los resultados que esperamos en el periodo de tiempo asignado.

Por ejemplo, si tomas un trabajo como diseñador de páginas web independiente con la esperanza de ahorrar dinero suficiente para concretar algún plan, y no has obtenido tantos clientes como esperabas, es fácil que puedas sentirte desanimado. Si la magnitud de marketing o el alcance a tus clientes objetivo no han dado resultado, quizás es tiempo de evaluar la cantidad de tiempo que te das a ti mismo para alcanzar tus objetivos.

¿Esperas duplicar tus ingresos como diseñador web independiente dentro de los seis meses? Si es así, tenemos malas noticias. Construir una exitosa carrera como independiente toma tiempo, el mismo que probablemente no te has dado en un inicio.

Utiliza tu “tiempo improductivo” de motivación mínima para revaluar tus objetivos y crear un escenario más realista. Cuando te sientas derrotado, puede ser mucho más sencillo aceptar que tus objetivos tomarán más de lo que pensabas. ¿Por qué? porque le das esperanza a tu cerebro a que eventualmente podrás lograr tus objetivos, en lugar de pensar que todo está perdido y que nunca tendrás éxito.

Condenado si lo haces, condenado si no lo haces

Si antes has tenido éxito en completar proyectos, puede que recuerdes que aunque puedas reírte o bromear sobre ello ahora, probablemente en ese momento experimentabas sentimientos de duda y ansiedad por el éxito de tu proyecto.

La duda es uno de los mayores causantes de la desmotivación, porque te quita la confianza necesaria para completar una tarea. Incluso si has planeado los objetivos de forma cuidadosa y racional y has calculado todo en términos de tiempo y esfuerzo, si sientes que aún no consigues los resultados que esperabas, pueden comenzar a perder el entusiasmo.

Lo bueno de estos sentimientos, es que a menudo son temporales. La mayoría de las personas lo tienen y eventualmente desaparecen luego de un tiempo. Si comienzas tu proyecto por las razones correctas. Esas razones siempre te guiarán a través de la locura y eventualmente recuperarás tu confianza.

Las personas creativas son por naturaleza arriesgadas. Todo lo que hacen, desde encontrar clientes hasta la creación de una página web para ellos, involucra un riesgo de cierta manera. Incluso si el único riesgo es sentirte desmotivado o poco entusiasta cada cierto tiempo. Esto puede resultar demasiado como para afrontarlo. Pero imagina cómo serían nuestras vidas si nada involucra algún riesgo. Si todo lo que tocas se convirtiera en oro y nunca pudieras fallar.

cris sevillano foto
Cris Sevillano.
Directora Creativa Digital
Publicación: 17.03.2016

Más Artículos.